Qué hacer y qué no hacer al enviar emails bajo GDPR

 In GDPR

Los días de enviar emails sin consentimiento del usuario están llegando a su fin. El nuevo reglamento general de protección de datos (GDPR) exige que las marcas tengan listas de contactos que hayan dado su consentimiento para recibir emails.

A continuación detallamos lo que se puede y no se puede realizar cuando se aplique la nueva reglamentación el próximo 25 de mayo.

  • Se debe: Buscar el consentimiento del contacto lo máximo posible.
  • No se debe: No enviar emails sin consentimiento del contacto, por ejemplo un contacto que se haya de suscripto de las comunicaciones.
  • Se debe: Saber la diferencia entre comunicaciones B2B y B2C y segmentar acorde a esta diferencia. Los emails B2B deben estar dirigidos a la persona encargada de recibir comunicaciones dentro de la empresa y no a la persona específica. En cambio las comunicaciones BDC sí pueden ser dirigidas a la persona específica ya que dio el consentimiento.
  • No se debe: En el caso de obtener la tarjeta personal de alguien, no agregarla a la lista de emails directamente sin haber enviado un email previamente indicándole que va a ser agregado a la lista y qué tipo de comunicaciones desea recibir.
  • No se debe: Asumir que las personas estarán interesadas en todo lo que se comunica. Enviar un email a los clientes que compraron o solicitaron información en el pasado está bien, siempre que el intervalo de tiempo sea apropiado para el producto / servicio que se ofrece. Pero en casos como estos, es esencial que los futuros emails estén estrechamente relacionados con lo que originalmente expresaron su interés
  • Se debe: Darle a los contactos la opción de cancelar la suscripción en todo momento y también informarle que se está supervisando el comportamiento tales como la lectura o el clic de sus emails.
  • Se debe: Proporcionar al contacto múltiples tipos de contenido (newsletter, eventos, actualizaciones de la herramienta, etc…). No solo esto aumentará las opciones de comunicación con el contacto y, por lo tanto, aumentará la probabilidad de interacción, sino que también podrán optar por recibir esta información a través de su medio preferido, ya sea email directo, newsletter, llamada telefónica o texto.
  • Además de ayudar a su cumplimiento, la libertad y la flexibilidad son formas brillantes de impulsar el compromiso.Tener en cuenta que esto (por ahora) aplica solamente a ciudadanos y residentes europeos! ConclusiónLa pregunta clave que se debe hacer cuando se trata de proteger el email marketing con GDPR es: “¿Han confirmado que quieren recibir esta información?”
Recent Posts